“El triunfo de esta Eurocopa es vital para el futuro del fútbol sala femenino”

El gran domingo del deporte español vio a dos aragoneses como protagonistas. Irene Samper y María Sanz forman parte de la selección femenina de fútbol sala que ha vuelto a ganar el Campeonato de Europa. Inmediatamente después de que Carlos Sainz consiguiera su primera victoria en la Fórmula 1 y justo antes de la hazaña vivida en el waterpolo, las zaragozanas levantaban el segundo trofeo continental en España.

Como en la edición anterior, la selección femenina de fútbol sala se impuso a Portugal, anfitriona y favorita, en un emotivo encuentro que finalizó con empate 3-3 y tuvo que resolverse en los penaltis.

María Sanz, de hecho, fue la autora del tercer gol español. El gol llegó en la prórroga, de córner de Ana Luján, pero Portugal aún tiene tiempo de empatar en la final con la portería de la jugadora.

Desde el fatídico punto, la Roja fue impecable. Anota los cinco tiros y Silvia, portera y gran heroína de la final, detiene los tiros decisivos de las portuguesas Ana Azevedo y Ana Pires. La euforia se desató en el pabellón polivalente de Gondomar (Porto). El fútbol sala español afrontaba otro momento histórico, un momento que, como explican Samper y Sanz, tiene mucha trascendencia de cara al futuro.

Que las chicas vean que volvemos a ser campeonas de Europa es muy importante. Cada vez son más los que apuestan por el fútbol 11que está teniendo mucha repercusión, y éxitos como este sirven para potenciar el recinto”, explica Irene Samper, que esta temporada, tras su paso por Intersala Zaragoza y Alcorcón, compitió en Burela.

“El Campeonato de Europa fue el clímax ideal de la temporada. No hay mejor manera de terminar que siendo campeón; y todo fue posible gracias al poder competitivo del equipo, que supo superar todas las adversidades”, resume, coincidiendo con las palabras de su compañera María Sanz.

Sabíamos que Portugal sería el rival más duro de todos, pero hicimos un gran esfuerzo para que el partido siguiera adelante. Competimos a un alto nivel; Estoy orgulloso de este grupo humano”, añade el cierre de Navalcarnero, uno de los grandes protagonistas de la gran final gracias a ese tercer gol.

“Marcar en un evento como este siempre es especial, pero lo importante es la victoria del equipo. Este título es fundamental para que el fútbol sala femenino siga creciendo. Somos el espejo en el que muchos pequeños jugadores de base querrán mirarse”, concluye Sanz.

Leave a Comment