Pedro “el grande” del 68 y el fútbol samario

Evidentemente encontraremos las razones de los puntos fuertes del fútbol samario con la práctica de este popular deporte en las calles de los barrios, principal actividad recreativa que en el pasado se denominaba las famosas “líneas”, que no eran más que el enfrentamiento deportivo. entre las calles. En este escenario callejero, los muchachos a los que les gustaba “la pelota” entrenaban a diario, alcanzando altos niveles técnicos en el dominio del balón, debido a lo pequeño de la cancha improvisada y las excelentes condiciones físicas, que propiciaron la dinámica de este juego.

De la calle salían a la cancha a formar parte del once poderoso que se armaba para aquellas calendas y los más ilustres eran llamados sin ningún padrino, es más no les hacía falta a los equipos departamentales donde obviamente brillaban con luz propia, por el altísimo nivel técnico y físico, adquirido en las arenas de ciudad y cancha. Entre otras cosas, los puntos fuertes de Maddalena estaban en los Campeonatos Nacionales antes mencionados.

Esos memorables momentos de recreación, que transcurrieron en el tiempo entre los años 55 y 65 y en el espacio, tomemos por ejemplo el barrio “Pescaito”. Líneas formadas entre los “pelaos” de las calles cinco y seis compuestos por Pedro Vásquez, Manuel Manjarrés, entonces bautizado como “maracaná”, entre otros, contra los siete y ocho compuestos por Reyes Henríquez y su hermano Alfredo, conocido popularmente como “Jurel”, Getulio Brugés, quien luego se convertiría en un formidable boxeador, Luis Roys, Leo Hernández, “Tronquito” Hernández.

Lea también: Murió Pedro Vásquez, exjugador samaritano y campeón de Unión Magdalena en 1968

La mayoría de ellos se han convertido en grandes valores para los equipos de Magdalena y Unión. De ese ejercicio diario en la calle saltaron al terreno de juego con altísimas cualidades, uno de ellos, por ejemplo, Pedro Vásquez Rosette (QEPD) hizo un triple salto desde la calle a la cancha castellana y cayó a los trece años. como portero del “Cúcuta Deportivo”, dirigido por el recordado Efraín Yánez (Pin) quien participó en el torneo organizado por la federación de fútbol “Pescaito”, dirigida por el maestro Juan Maiguel D`Osuna. Luego siguieron a esos jugadores callejeros para nombrar uno, Reyes Henríquez. En 1958, gracias a estos grandes números, este equipo ganó el título en ese exigente campeonato.

Como homenaje póstumo, recordamos la historia de sus inicios de Pedro Vásquez, quien pasó del Cúcuta de PIN, al fortísimo equipo de Bavaria, dirigido por el ilustre Eduardo Dávila Riascos. En este torneo de primer nivel, como portero, obviamente tuvo que soportar los ataques de ataque de los mejores futbolistas de la época, que jugaron en los talleres Ferro, Escocia, Celedón Lyceum, Termarit, Licorera, entre otros equipos en ese formidable torneo. .

Luego se hizo profesional con Unión Magdalena, donde disputó tres partidos oficiales como arquero, gracias a la opción que amablemente le concedió “Kico” Ovalle a pedido del técnico uruguayo Ricardo Díez -el popular zorro plateado-, luego se intercambió como defensa. , en el momento en que, en el entrenamiento, faltaba un jugador en el centro defensivo y Pedro Vásquez, que había aprendido a jugar en esa posición en los intervalos de “Pescaíto”, se ofreció para ocupar ese puesto y su desempeño fue tan notable, quien debutó como central en 1964 ante el Tolima, por la demora de Rolando Serrano, en llegar al lugar de concentración. Ese día la Unión ganó 4-0, también debutó Ezequiel Pérez, anotando dos goles. A partir de ese momento quedó para siempre como defensa central.

En 1965, cuando llegó a la dirección técnica el brasileño Santos Cristo, éste siguió confiando en él y lo incorporó como defensa central junto a Antonio Evanil “Coronel”, zaguero de la categoría. Con el tiempo se ha consolidado como titular y capitán en la Unión del 66. En este año fue convocado por César López Fretes en la selección de Colombia que participó en la Copa América 1966, luego Cobo Zuluaga lo convocó para las eliminatorias de México 70 Fue campeón con el equipo de Samario en 1968. En 1970 pasó al Junior donde se consagró como profesional del fútbol.

Luego de la gran exhibición de la vida deportiva de Pedro Vásquez Rosetón, queremos ser testigos de la grandeza del inmortal Pedro Vásquez, también como entrenador de la primera C, donde fue artífice de la victoria de Unión en esta categoría. La paz en su tumba y su hazaña deportiva permanecerán vivas en la memoria histórica del fútbol samario.






Leave a Comment