¿Por qué el fútbol español apenas registra?

es la liga española el cuarto campeonato en dinero gastado en este mercado. En un verano sin la amenaza de la pandemia, con el crédito CVC pactado en enero y los contratos de derechos audiovisuales en España renovados. Pero la sombra del coronavirus es muy larga y los clubes la están aprovechando para igualar el marcador tras el enorme impacto que provoca estar tanto tiempo sin ingresos por abonos, socios ni explotación comercial de los estadios. Al OBJETIVO le explicamos las claves.

¿Por qué el fútbol español apenas registra? Esta pregunta se la hacen muchos fanáticos de nuestro país viendo el comportamiento de los clubes españoles en este mercado de verano que comenzó el 1 de julio y durará hasta finales de agosto.

Ahora mismo, según datos oficiales de Transfermarket, Los clubes españoles han gastado algo más de 311 millones de euros en caras nuevas. Un dato que no deja de sorprender si lo comparamos con otros campeonatos de Europa, algunos con menos prestigio que el nuestro. Así, la Bundesliga alemana supera los 450 millones y la liga española duplica la inversión realizada hasta ahora por la Serie A italiana, que en este momento ya ha gastado más de 600 millones.

El top, como es habitual, lo encabeza la Premier League, que supera los 800 millones. Solo los gastos que realizan en estos momentos Arsenal (132 millones), Chelsea (94,20 millones) y Leeds (105 millones) ya superan el total del fútbol español. Sumemos los 85 millones del Liverpool, los 108 millones del Manchester City o los 72 millones del Manchester United. Sin olvidar al nuevo rico Tottenham Hotspur, que gastó 101,90 millones de euros.

Los dos grandes acumulan más del 50%

De este gasto total en España, eso también resulta solo Real Madrid y Barcelona hacen 183 de los 311 que gastan los clubes españoles. Esto representa el 58% del total. El club azulgrana suma 103 a los 58 de Rahinha y los 45 de Lewandowski. En el Real Madrid los 80 millones son para el francés Tchouaméni.

Por detrás sólo quedan 12 del Sevilla (Marcao) y sólo 6,5 del Atlético de Madrid (Lino), a falta de criptografía de la operación Nahuel Molina. Afectan los 31 millones gastados por la Real Sociedad, uno de los grandes activadores de este mercado. Dinero compartido por Méndez (14), Cho (11) y Kubo (6,5).

El resto de los clubes se dividen de la siguiente manera: Betis (18 millones); Villareal (0); Athletic Club de Bilbao (0), Valencia (4); Osasuna (0); Elche (4); Celta (7); español (2,5); radio vallecano (0); Getafe (5,75); Mallorca (12.50); Cádiz (2); Almería (17,60); Valladolid (4,30) y Girona (0).

Unos 27 jugadores de las 196 inscripciones realizadas hasta la fecha lo han hecho con el carnet de la libertad bajo el brazo. Es decir, no tuvieron que asumir ningún coste de traspaso con su club de origen. Esto representa casi el 15% del total de las operaciones. Otros son traspasos y solo el resto responde a traspasos interclubes.

¿Qué está pasando con el fútbol español?

Todo esto nos lleva a preguntarnos: ¿qué está pasando con el fútbol español? Sobre todo cuando venimos de una temporada en la que los clubes han recuperado el aforo de los estadios reactivar la “taquilla” como fuente de ingresos además de las cuotas de membresía y suscripción. A eso hay que sumar que 39 de los 42 tiene la inyección del acuerdo de 1994 millones con CVC y los derechos del fútbol nacional se han renovado con dos plataformas diferentes para los próximos cinco años.

En el caso de CVC, donde la Liga ya ha abonado las dos primeras cuotas por valor de 700 millones, sVale saber que del total que recibe cada club, solo el 15% se puede destinar a traspasos. Otro 15% para endeudarse y el 70% para mejorar infraestructura o mejora de marca.

En el caso del contrato audiovisual, Este nuevo contrato audiovisual garantiza a la liga 4.950 millones de años hasta 2027. A razón de 990 millones de euros del mercado nacional.

La sombra de la pandemia es muy larga

Julio Senn, socio director de la firma especializada en derecho deportivo Senn Ferrero, analiza para el OBJETIVO cuáles pueden ser las causas de esta situación. Para el experto que conoce el mercado: la falta de fichajes se debe a “múltiples situaciones”. En primer lugar, porque la pandemia ha provocado que muchos clubes tengan una reducción casi total de ingresos, socios y abonados, así como la importante caída de las ventas comerciales que se producen los días de reunión. Y esto habrá supuesto unos 890 millones de euros como declaró LaLiga en el periodo de la pandemiauna”, dice.

Pero también, hay casos en los que estas líneas de negocio tienen un peso aún mayor. En el caso de los grandes clubes como Real Madrid, Barcelona, ​​Atlético de Madrid, que son los que realmente tienen mayor incidencia en el crecimiento de LaLiga, el impacto individual ha sido muy significativo.

Según Julio Senn, los clubes “siguen gestionando esta situación desde hace tres años y eso hace que su capacidad de generar recursos para acometer nuevas compras no sea una prioridad, sino que el primer objetivo sea reequilibrar la estructura financiera”. Además, no debemos olvidar que LaLiga ha obtenido excelentes resultados deportivos a nivel internacional. con los campeones de la Liga de Campeones Real Madrid y Villarreal en la Europa League el año pasado.

“Estoy convencido de que en las próximas temporadas el mercado de LaLiga será un poco más alegre en los procesos de renovación de la plantilla y atracción de nuevos talentos”, subraya el experto.

Para Senn, firmar con CVC o el nuevo contrato audiovisual ya no supone rédito. De hecho, según el acuerdo con el fondo de inversión, “el 70% de lo recaudado se destina al desarrollo de centros deportivos o activos fijos”. Es decir, para mejorar ciudades deportivas, estadios o cualquier otra mejora en la infraestructura del club. “Lo que a primera vista puede no parecer dinero, será a mediano plazo cuando estos estadios, ciudades del deporte, den vida a la generación de nuevos recursos; allí veremos cómo los clubes pueden mejorar sus líneas de negocio. Lega y CVC han limitado al máximo esta inversión, que no se puede utilizar para gastar más dinero en fichajes», explica.

Barcelona, ​​gran animadora del mercado español

En cualquier caso, parece claro que el impacto histórico del covid sigue siendo muy grande. La pregunta que surge ahora es: ¿Puede cambiar esta tendencia en el resto del mercado de verano?

Julio Senn no cree que esto vaya a pasar, porque sabeSolo el Barcelona está haciendo un gasto importante en fichajes lo que explica “porque en su caso tuvo exceso de gastos en años anteriores y ahora lo que está haciendo es obtener nuevos ingresos para poder hacer un cambio/adaptación/renovación de plantilla”. Y lo hace vendiendo derechos e ingresos futuros (las famosas “palancas”) y con esto quiere hacer ese cambio de rumbo.

“Está vendiendo ingresos futuros y reinvirtiéndolos en el equipo deportivo. Esperamos que le convenga porque es un gran jugador de nuestra liga y verlo así debilita su imagen y la de LaLiga como competición y como industria”, se queja Senn.

Un estricto control económico de LaLiga

todo explicado, se suma el férreo control económico que ejerce LaLiga sobre sus clubes. Estamos a punto de conocer los datos que se harán públicos para determinar la masa salarial de cada club y lo que puede destinar en traspasos o el llamado límite de coste de equipo. Un control existente en nuestro fútbol a propuesta de los clubes desde 2013. Y también es preventivo. Como dicen, los clubes saben de antemano cuánto pueden gastar. Un aspecto en el que no solo se tiene en cuenta el salario de los jugadores o del entrenador. Hay muchas otras variables como derechos de imagen, amortización de derechos de transmisiónSeguridad Social, 25% del precio de la opción de compra…

Se basará en este modelo de límite de costes cuando el club envíe los datos de una nueva compra a LaLiga y sea la patronal la que decida si se da de alta o no. Aquí viene la muy famosa regla del último 1/4 para aquellos clubes que han excedido su límite de control. En este caso, LaLiga te permite gastar un máximo del 25% del coste previamente reducido.

“En un escenario donde todavía se siente el impacto del coronavirus, están aprovechando posibles nuevos ingresos para reequilibrar sus reducidas cuentas por la maldita pandemia”

Para Julio Senn, este control económico es “tan riguroso como necesario para todos los equipos de fútbol españoles”, donde los límites los pone la liga pero la capacidad de gestión la tienen que poner los clubes. «Aquí quiero dar un ejemplo del excelente trabajo que hace el Real Madrid, y donde el control económico no le impida ser eficiente, exigente e inversora año tras año. Buena gestión sin duda de donde se debe aprender”, asegura.

lo que no es normal -Seguid así- es que todos los gastos de los recursos o ingresos que generan los clubes se destinan al pago de los equipos o al salario de los jugadores. Necesita generar ciertas subvenciones para planificar y mejorar los modelos cuando sea necesario. Porque si no mejoramos nuestras formaciones deportivas, sin duda tendremos equipos menos competitivos que otros clubes o ligas europeas. Y esto reducirá el apetito de terceros por disfrutar de nuestro campeonato”. Es decir, los clubes deben recaudar efectivo para mejorar lo que tienen y no destinar a pagar el patrimonio o jugadores con los que ya tienen salarios, sin duda, en algunos casos, excesivos.

Diferencias con Inglaterra

Julio Senn también explica por qué no parece haber este impacto del coronavirus en Inglaterra. Y la clave es porque en la Premier “no existe ese control férreo porque todo se basa en las ampliaciones de capital de sus accionistas. Aquí, también, los clubes que son SAD pueden realizar ampliaciones de capital, pero los clubes deben ser capaces de generar y autogestionar su cuenta de resultados sin caer en lo de siempre: endeudarse continuamente. Lamentablemente los dueños de nuestros clubes tienen recursos más limitados y debemos recordar que hay nuevos inversionistas extranjeros con ganas de comprar

PapaEstá claro que los clubes españoles están trabajando con visión de futuro. En un escenario donde todavía se siente el impacto del coronavirus, están aprovechando posibles nuevos ingresos para reequilibrar sus apretadas cuentas por la maldita pandemia. A esta visión profesional de los clubes se suma el control económico que ejercen los propios empresarios. No hace mucho el Plan de Saneamiento que había que hacer en nuestra liga para salir de la quiebra. Y los procedimientos de quiebra tampoco están tan lejos.

Los socios y fanáticos deben sentirse orgullosos de los líderes de sus clubes y de sus propios empleadores. Dejan de lado el aspecto pasional y gestionan las entidades pensando en el beneficio presente y futuro. Aunque en tan poco tiempo signifique no satisfacer los deseos de sus fans trayendo compras grandes y millonarias.

Leave a Comment