Se retira Verdú, el genio silencioso

Su carácter tímido, sin pretender llamar la atención y mucho menos dar el boleto, lo conmovió Juana Verdú (Barcelona, ​​05-05-1983) a todos los vestuarios en los que estuvo. Y lo más importante, al terreno de juego, donde actuó como asistente de lujo para cualquiera que quisiera (o pudiera, por su alto estándar de calidad) entenderlo. a su 39 añosy después de darle a él y a la afición el placer de despedirse de cómo empezó en el fútbol catalán genio del Eixamplehabiéndose bautizado en Catalunya Radio, decidió colgar las botas.

Creatividad que Joan Verdú ha difundido en las redes.

Acercarse

Creatividad que Joan Verdú ha difundido en las redes.

Desde que estuve consciente, recuerdo pegado a una pelota“, recuerda en una carta abierta de despedida, en la que evoca cómo”Ya en infantil jugaba al fútbol sala con mi hermano Marc, que es tres años menor, y mi padre entrenador“. En el Peña Angera Comenzó a jugar en un equipo de cinco a diez años cuando fue reclutado de Barcelona“donde crecí y me formé como persona y como jugador”, como subraya en esas líneas, junto a Lionel Messi, Andrés Iniesta, Víctor Valdés o Sergio Garcíatu eterno compañero.

Porque, ante la falta de oportunidades en el Barça, en 2006 decidió dar el salto al Deportivo, “Donde me convertí en futbolista profesional”. Tuvo que evitar el complicado escrutinio de relevar una superclase como juan carlos valerony después de unos comienzos complejos logró miguel angelo lotina en la banca.

Verdú celebra un gol con Bodipo, en el Deportivo.

Acercarse

Verdú celebra un gol con Bodipo, en el Deportivo.JESÚS SANCHO RODRÍGUEZPERIÓDICO CÓMO

Corría 2009 cuando Verdú regresaba a su casa, a Barcelona, ​​para iniciar una etapa excepcional en el español“donde llegué a estar Capitán y pasé años maravillosos“. donde cayó y donde volvió a encontrarse con Sergio García, un ocupar el lugar en el terreno de juego de Iván de la Peñaotro genio Con veladas espectaculares como la de diciembre de 2011, con dos goles en siete minutos ante el Atlético de Madrid. Y también con una roca a su nombre. Su salida en 2013 fue traumática.

los Beti“Un privilegio”, el baño árabe, un “club histórico” como el levantéla fiorentina o el Qingdao Huanghaien el que “un entrenador, Jordi Vinyals, que me hizo ver el fútbol a mi medida” precedió a su última etapa. En noviembre de 2020, en medio de una pandemia, su inseparable Sergio García, ex pareja, amigo y vecino, lo convence para unirse a la niña de la montaña. Y el verano pasado se apuntó a L’Hospitalet, “otro historiador”.

“Me doy cuenta de la gran privilegio fue poder dedicarme a este deporte durante muchos años. Desde que nací hasta mi muerte amaré el fútbol”, Sentencia Verdú, que añade: “Espero haber devuelto todo lo que me ha dado el fútbol de alguna manera a todos aquellos que en algún momento disfrutaron viéndome jugar”. Y, tras muchos agradecimientos, concluye: “Una etapa está cerrada pero, por supuesto, Pondré todo mi empeño en seguir atado a la pelota aunque sea de otra manera o lugar”.

Leave a Comment