“Tenemos que generar ilusión con el fútbol y los resultados”

Miguel Ángel Gómez Benítez (Sevilla, 31 de mayo de 1975) repasa sus primeros meses en la dirección deportiva de la UD Ibiza para el diario As. Que la afición se sienta orgullosa del conjunto ibicenco, que entrena a un Javi Baraja que debuta como primer entrenador en la Segunda División. “Tengo mucha fe en él”, dice Gómez.

¿Qué balance haces de tus primeros meses como director deportivo de la UD Ibiza?

Es un análisis apasionante. Veo mucha gente en el club con mucho grano para crecer. Hay una estructura de gestión que está muy involucrada en el día a día, y es muy importante dar pasos y avanzar. Estoy aprendiendo de todo: estructura, instalaciones, cómo se gestiona todo incluso con la Municipalidad y luego, por supuesto, la parte deportiva, que para mí es la más conocida.

¿Está el club como se esperaba?

Amadeo [Salvo, el presidente] Lo tenía muy claro en las entrevistas. Obviamente, cuando vas a un lugar también te informas, preguntas y ves todo. Es, justamente, un club en crecimiento, que va muy rápido en crecimiento deportivo. Ahora nos toca dar un paso adelante en los cimientos como club deportivo.

¿Cómo es trabajar con Amadeo Salvo, haciéndose pasar por presidente como vienen?

El primero llega y el último se va. Es una persona intensa, muy constante y súper trabajadora. Da gusto trabajar a su lado porque se nota que es una persona que no solo te presta el hombro, sino que te arrastra muchas veces. Es algo que me gusta. Me gusta que esté el líder de la empresa, y que siempre arrime el hombro y arrastre a los dos.

En la sección de deportes, ¿has apuntado hasta ahora todo lo que querías?

En los mercados siempre hay cosas que quieres y no pueden venir, y otras que no creías que pudieran ir y venir. Estamos satisfechos de cómo va. Quizá las salidas… Todos los clubes están súper pegados con las salidas y, bueno, tenemos algunas que queremos que sucedan. Tenemos que esperar a que el mercado se acelere. Las salidas dependen de la agilidad del mercado o de tu capacidad financiera para resolver rápidamente la situación.

Ya se ha mencionado claramente a Raúl Sánchez. ¿Hay algo más que pueda ser revelado?

Hay situaciones, pero nos gusta tomarlo en privado con ellos y sus agentes. Ya hemos hablado con Raúl, pero hay otro jugador que sabe que aquí lo va a tener complicado. Sí, hay dos o tres jugadores que saben que tienen que irse.

Hay alguien que debería irse, pero dado el rendimiento ofrecido en la pretemporada, ¿puede quedarse?

Sí. Está claro que al final el fútbol no entiende del pasado. Es algo que repetí mucho en el Valladolid porque lo aprendí en el Sevilla. En Sevilla había ganado una UEFA y la afición te mataba en la segunda jornada de campeonato porque habías perdido. El pasado está bien, pero debes concentrarte en el presente. Hay algunos jugadores que han venido con un buen pasado, pero se tienen que ganar el futuro. Y hay otros que parecen no haber funcionado en el pasado y están ganando dinero para continuar. No sigas, pero dales más.

¿Qué falta o busca el modelo?

Tenemos claro que necesitamos traer un extremo izquierdo y quizás incorporar algo más en el centro del campo. Algo en el eje central, pero ya veremos qué hacer.

Hemos oído hablar de ofertas por Sergio Castel. ¿Quedarse en Ibiza?

Se queda Sergio Castel. Hasta el día de hoy, se mantiene.

¿Cómo es la posibilidad de que regrese Bogusz?

Bogusz sabe que queremos que venga. Amadeo habló con el presidente del Leeds y Víctor Orta [el director deportivo]. Creo que el chico quiere venir, pero está en manos de las conversaciones entre clubes. Mientras no se anuncie que ha fichado por otro equipo, es factible.

En el caso de Javi Pérez se habló de baja médica, pero ¿está fuera o dentro del club?

Es un tema que tratan nuestros abogados, ya lo hemos hablado mucho. Javi tiene baja médica y ya está. Y cuando estás de baja médica, estás en casa para recuperarte. No hay más. No comentaremos. Si llamas a Javi, te dirá lo mismo. Y cuando le den el alta médica, estará en el club.

Hay aficionados que opinan que hasta ahora han llegado jugadores muy jóvenes y con poca o ninguna trayectoria en la categoría. ¿Qué piensas sobre esto?

Es normal. Cuando estaba en Sevilla, o en Valladolid, y me preguntaban por Toni Villa, Brian Gil o Salisu, me pasaba lo mismo. Siempre doy el ejemplo de Salisu. Llegué el 31 de agosto pidiendo a muchos directores deportivos, de Segunda División, que confiaran en mí y me lo cedieran. Todos decían que no tenía experiencia en Segunda División y que era un inútil. Y esa misma temporada se vendió por 13 millones de euros. ¿Tú entiendes? La clave es que el jugador tenga lo que creemos que debe tener para jugar en Segunda División. Y deja que tu entrenador trabaje en ello. No me importa si tiene 36 o 18. Pero no bloquearé al joven de 18 años por temor a que no tenga experiencia. Por esta razón, muchos jugadores fueron rechazados.

escudo/bandera del equipo

¿Qué debe tener un jugador para jugar en Segunda División?

Los recursos técnicos que consideramos útiles y, por supuesto, muchas ganas. Pero hay que pensar que tiene nivel para estar en Segunda División o superior. En el fútbol actual hay un bloqueo muy grande porque hay jóvenes que intentan hacerse un hueco, pero están bloqueados porque los veteranos se van retirando cada vez más tarde. Son más profesionales, se forman más y ponen más recursos para no jubilarse antes de tiempo. Y pensamos que hay un mercado de actores al que podemos acceder a bajo costo. También es muy importante tener en cuenta el costo del salario de cada persona. Los años no te aseguran que te darán el rendimiento. La personalidad del jugador te lo asegura. Evidentemente los años, con personalidad, ayudan a darte mucho más. En caso de duda, creemos que debemos apostar por jugadores con talento.

Esta circunstancia se traslada también al entrenador, a Javi Baraja, que debuta en Segunda División como primer entrenador…

Se trata de intentar buscar personas para el perfil que nos marcó la junta directiva. Nos ha marcado un perfil de técnico de club, trabajador, que le gusta trabajar con gente joven, que es buen entrenador y que tiene talento. Creemos que es Javi. Ha tenido entrevistas con toda la estructura ejecutiva y Amadeo está súper emocionado con él. Es una decisión de todo el club. Hay entrenadores que merecen una oportunidad. Eso es lo que nos emocionó. Tengo mucha fe en él. Conozco tus habilidades y espero que todo salga bien.

¿Cómo ve el fortalecimiento del resto de clubes de Segunda División?

Veo que hay algunos equipos que lloran mucho por el tema del tope salarial; y tienen casi cuatro millones de euros más que yo. No quiero hablar de clubes específicos. Es cierto que no hay distancias tan grandes como en Primera División, pero hay tres descendientes que tienen un tope salarial muy alto; luego están otros cuatro equipos que rondan los diez, once o nueve millones de euros y luego están los demás. Creo que estamos en desventaja a la hora de captar jugadores por nivel salarial, y esta es quizás una de las razones por las que nos convenceremos de los jugadores. Y si el jugador es joven, lo fichamos joven. Muchas veces lo que pagas es el currículum. Al final, un jugador con un currículum tiene un costo que quizás no podamos pagar. Creo que tengo jugadores que son tan buenos como ellos, pero necesitan hacerse un nombre. Es una cuestión de filosofía. Y el club también quiere generar patrimonio. Para mí Shashoua y Morante son dos recursos. Son dos jugadores jóvenes, con talento, y de esta manera también trabajarás para el futuro. Al final, los clubes crecen haciendo buenas temporadas, generando activos y vendiendo. Esto es lo que es.

¿Es este también el caso de Suleiman Camara?

No tienes que presionar a Suli. Todavía tiene muchas cosas que aprender y hacer. No tiene por qué echarse el peso del equipo encima, pero vimos que tenía condiciones y que era el momento de apostar. Era un jugador libre, peleamos con varios clubes, incluido el suyo. [el Girona], y lo conseguimos. La mejor manera de ayudar es no presionarlo. Los veteranos necesitan contratarlo. Los Goldar, los Juan Ibiza, los Pape Diop, Escobar, Fran Grima… La gente dice: ‘estás fichando joven’ Pero ya hay, desde el año anterior, gente con enjundia y experiencia.

¿Hay un plan para firmar una bomba?

La sorpresa de ese jugador que tiene un caché que la UD Ibiza no puede asumir es algo que solo ocurrirá en los últimos cuatro días de mercado. Cuando hay equipos de primera, en España o en el resto de Europa, y te puede saltar una operación que te digan: ‘Te lo pago todo’.

¿Es esto lo que estás buscando?

No, pero estamos abiertos a cualquier situación que pueda surgir.

¿Qué opinas de la imagen del equipo en esta pretemporada?

Cuando hay un cambio de entrenador siempre es muy difícil adaptarse. Debo reconocer que este equipo, a nivel humano, vale mucho. La adaptación al entrenador fue muy rápida. Hay ‘sensación’. Hay una buena conexión entre el vestuario y el cuerpo técnico. Fuimos de menos a más porque teníamos muy claro que la Segunda División es muy larga. A nivel físico es importante no correr riesgos ahora. Habrá momentos en los que tendrás que forzar. Íbamos despacio, sabiendo que los partidos generarían dudas, por rendimiento y por todo, porque los técnicos tenían poca gente. Pero también por eso están los muchachos de la cantera, y luego también darles un mensajito, que estamos aquí y los estamos vigilando. Como estamos recuperando activos, ya hemos visto que el rendimiento es diferente. Esos recursos tampoco son del 100 por ciento todavía, sino del 50 por ciento.

¿Qué espera del partido contra el Mallorca?

Un ambiente muy agradable. Me han dicho que es un juego peculiar y atractivo y que a la gente le gusta. Mallorca también dio muchas facilidades para que esto sucediera.

¿Y qué opina de la respuesta de la afición en la retirada de abonos?

Necesitamos motivar a la gente. Si empezamos bien, habrá más y más. El compañero y el investigador deben ser respetados. Nosotros somos los que tenemos que transmitirles esa ilusión. Tenemos que generar ilusión con el fútbol y los resultados.

Menudo comienzo de campeonato, en fin: Granada, Ponferradina, Alavés, Huesca…

Es un comienzo fuerte, pero tenemos que enfrentarnos a todos. Ambos equipos, inicialmente, te inspiran mucho respeto. Es lo que toca. Tienes que ganarles y no tienes que dar más vueltas.

¿Con qué porcentaje de emparejamiento cree que el equipo llegará al estreno liguero ante el Granada?

Desde el momento en que el mercado está abierto, con los jugadores entrando y saliendo, alcanzas un máximo del 70 por ciento. Porque también hay cabezas. Hay jugadores que la tienen fuera, otros que la tienen dentro, pero piensan fuera, otros que les llaman… Entonces, un 65 o un 70%.

¿Qué se puede esperar del equipo esta temporada o con qué se abrumaría el director deportivo?

Soy una resultante en esto. Me gusta crecer. El objetivo es consolidar al equipo en la categoría y crecer poco a poco. Ojalá la gente estuviera orgullosa del estilo de su equipo. Que es un equipo que nunca se rinde, que siempre se levanta, aunque empiece mal… Que es un equipo del que la gente se siente orgullosa aunque pierda. Y luego, por supuesto, espero que logre consolidarse en la categoría porque es muy importante para la isla y para el club que tengamos el equipo en el fútbol profesional. Y a partir de ahí, mejorar en todo lo que puedas. Espero que todos aporten algo más.

¿Es recomendable hablar de niveles superiores, como ‘play-offs’?

Creo que es irreal. Es algo que no tenemos que alimentar. Tenemos que ir partido tras partido. Nuestro primer objetivo es ganar al Granada. Cuando acaba ese partido, como acabe, el siguiente es la Ponferradina, después el Alavés… Ese ruido exterior no es algo que dependa de nosotros.

Leave a Comment