Entertainment

VÍDEO | La mesa de las sobras – 12 junio 2022

Luego de dos años de educación a distancia por la pandemia del Covid-19, miles de niños han regresado a las escuelas en los distritos de Quintero y Puchuncaví. Sin embargo, la alegría de estar de vuelta en clase solo duró un par de días.

Joceline Orietta, vecina y representante de un establecimiento educativo en Quinteroindicado La voz de los que se quedaron que estos episodios “están presentes desde la primera semana de clases”. Además, también había niños de otros institutos, escuelas básicas, que presentaban otros síntomas.

De hecho, el lunes 6 de junio, las altas emisiones de dióxido de azufre (SO2) provocaron que más de 50 estudiantes y 25 funcionarios de educación presentaran síntomas de intoxicación.

Estos resultaron en intensos dolores de cabeza y mareos, por lo que luego de valoraciones fueron enviados al hospital del municipio local, según informaron los bomberos y la sala de emergencias.

La inhalación de SO2 puede causar efectos graves en la salud, como irritación e inflamación del sistema respiratorio, trastornos e insuficiencia pulmonar, deterioro del metabolismo de las proteínas, dolor de cabeza o mareos.

Quintero / Agencia Uno

Lamentablemente, este no es un caso aislado, sino recurrente en el “Chernóbil chileno”. Así se refirió Greenpeace a la zona Quintero-Puchuncaví para pedir al gobierno de Sebastián Piñera, en agosto de 2019, el cierre de las termoeléctricas “antes de que sus devastadoras consecuencias se sientan en todas las ciudades chilenas”.

¿QUÉ ES EL COMPLEJO INDUSTRIAL VENTANAS Y QUÉ EMPRESAS TRABAJAN EN EL LUGAR?

El complejo industrial de Ventanas, ubicado alrededor de la bahía formada entre los municipios de Quintero y Puchuncaví, en la Región de Valparaíso, es una de las principales zonas industriales de Chile.

Fue a finales de la década de 1950 que se inició el asentamiento en la zona de un parque industrial, con el objetivo de consolidar un polo económico regional e industrial nacional. Las primeras empresas que se instalaron en el lugar fueron Chilectra y Enami.

Tras el golpe de Estado y el establecimiento de la dictadura cívico-militar, sus políticas neoliberales propician un auge minero, basado en una profunda necesidad energética. La política neoliberal ha llevado al escenario en el que nos encontramos hoy: la expansión del complejo industrial que cuenta con más de 15 empresas ubicadas en todo el territorio.

Las principales empresas que operan en el Complejo Industrial Ventanas son las Fundición y Refinería Ventanas de Codelco; la Compañía Nacional de Petróleo (ENAP); el electrico Gen Aesfilial de la estadounidense Aes, que controla el complejo termoeléctrico Ventanas, que cuenta con cuatro centrales a carbón; Gasmar, una distribuidora de gas que cuenta con cinco tanques para almacenar hasta 85.000 m3 de hidrocarburos y una terminal marítima con capacidad para recibir gaseros de 54.000 m3, lo que la convierte en una de las mayores proveedoras de gas licuado de petróleo del país; la empresa petrolera chilena y la sociedad Oxyquim que almacena 126.000 m3 de productos químicos en 37 tanques.

Codelco Ventanas

BORRACHO DE MASA E INFANCIA LAS PRINCIPALES HUELGAS: UNA HISTORIA RECURRENTE

Podríamos decir que hay un antes y un después del 23 de marzo de 2011 en la zona. En esa fecha, pasadas las 10 de la mañana, una nube química que salió de la chimenea de Codelco Ventanas se propagó hacia Punchucaví, alcanzando los pulmones de 33 menores y 9 adultos en el municipio de La Greda.

41 personas sufrieron intoxicaciones, los principales síntomas fueron dificultad para respirar, tos, náuseas, desmayos, irritación de las vías respiratorias, vómitos y dolor abdominal. Habían inhalado un gas tóxico que contenía azufre.

Desde aquel 23 de marzo de 2011, diversas instancias han retomado el debate por la defensa del territorio y la protección del medio ambiente. Sin embargo, los hechos continuaron sin que las autoridades tomaran las medidas necesarias para garantizar una vida libre de contaminación a los miles de habitantes de las ciudades de Quintero y Punchucaví.

Como consecuencia de la contaminación existente en la zona, se han generado cambios en las actividades productivas, obligando a las comunidades a cambiar sus actividades económicas basadas principalmente en la silvicultura y la agricultura.

A seis años del envenenamiento masivo en la ciudad de La Greda, en el municipio de Puchuncaví, Orielle Parenti, madre de uno de los menoresDenunció que los niños intoxicados en 2011 tenían arsénico y plomo en la sangre y que habían sido olvidados porque no se respetaron las vigilancias sanitarias y las medidas sanitarias comprometidas.

Sin embargo, lo peor no había pasado en la zona. El 21 de agosto de 2018, los habitantes de Quintero y Puchuncaví comenzaron a vivir una pesadilla. Una de las intoxicaciones más graves provocadas por la contaminación ocurrió ese martes, dejando cerca de 300 niños afectados por la inhalación de gases de industrias que operan en la zona. Este hecho llevó al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), junto a 11 organizaciones, a interponer un recurso de amparo.

“RESPIRAMOS VENENO TODOS LOS DÍAS”: UN JUICIO FAVORABLE, PERO INSUFICIENTE

La Corte Suprema, el 29 de mayo de 2019, estableció que las autoridades administrativas de los “diferentes niveles de gobierno, es decir, municipal, provincial, regional y nacional, debidamente coordinados entre sí y con los demás jueces, órganos y funcionarios públicos que sean pertinentes”. , deberá adoptar las medidas establecidas en la presente Sentencia”.

Las medidas adoptadas por la Corte Suprema de Justicia señalaron:

  • Determinar qué contaminantes están afectando a la población, realizando a la mayor brevedad los estudios pertinentes para establecer, de forma cierta y debidamente fundamentada, cuál es el método más idóneo y adecuado para determinar la naturaleza y características precisas de los gases.
  • Una vez identificados y cuantificados los elementos nocivos para la salud y el medio ambiente, la Autoridad Sanitaria deberá adoptar las medidas pertinentes, útiles y necesarias para salvaguardar la salud de la población.
  • Se ordena a los dispositivos sanitarios de la zona realizar un seguimiento permanente en el tiempo a las personas que han sido afectadas por la nube tóxica.

A pesar de la sentencia de la Corte Suprema, la contaminación no se detuvo en los sectores de Quintero y Puchuncaví y las intoxicaciones siguen ocurriendo.

“La Corte Suprema ha emitido un fallo que establece que las empresas deben presentar un plan de descontaminación, porque el plan de descontaminación actual no descontamina, solo reduce las emisiones”, dijo Joceline Orietta.

“Respiramos veneno todos los días. Espero que la voluntad política que ahora existe en este nuevo gobierno brinde las garantías para vivir en un ambiente libre de contaminación”, agregó Joceline.

REUNIONES DE EMERGENCIA, OFICINAS Y UNA NUEVA CONSTITUCIÓN

Ante la gravedad de los hechos, el 6 de junio la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, anunció que se entrenarán sensores remotos de SO2 en las estructuras de las empresas del parque industrial, lo que permitirá predecir los picos que reflejarán las estaciones de monitoreo. .

Asimismo, anunció medidas cautelares contra Codelco y AES Gener, con el objetivo de anticiparse a los nuevos estándares de cambios a los planes operativos.

Maisa Rojas, Ministra de Medio Ambiente

El 7 de junio, en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Alta, el senador Juan Ignacio Latorre solicitó a Codelco, al Ministerio del Medio Ambiente, a la Superintendencia del Medio Ambiente y al Ministerio de Salud (Minsal) un oficio para conocer cuáles son las implicaciones de este grave hecho y cuáles son las acciones que estas entidades seguirán.

“Es una hipótesis, no está probado, pero todo indica que la fundición Ventanas de Codelco podría ser la responsable (del envenenamiento). Entonces qué acciones están tomando en cuanto a investigación, antecedentes de colaboración en ese proceso”, dijo Latorre a la comisión.

Convencional Cristóbal Andrade, en representación de Quintero y Puchuncaví, entre otros municipios, explicó a La voz de los que se quedaron una serie de normas y artículos que se encuentran en la propuesta de nueva Constitución redactada por la Convención Constituyente y que pretenden acabar con las llamadas “zonas de sacrificio”.

“En virtud de la nueva Constitución, hemos establecido el artículo que establece que todas las personas tienen derecho a un aire limpio durante todo su ciclo de vida”, dice la convención al respecto.

Asimismo, aludió a la regla según la cual el Estado debe “garantizar y promover los derechos de la naturaleza, y debe implementar todas las medidas de precaución, restauración, restauración y regeneración necesarias cuando exista o exista riesgo de degradación o daño ambiental. ”

Mientras continúa el debate constitucional, los habitantes de Quintero y Puchuncaví esperan que las autoridades tomen las medidas necesarias para que no haya más niños y adolescentes intoxicados en la zona.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button